jueves, 30 de mayo de 2013

Cita

   Esto que voy a escribir ahora es una cita que he visto en un libro. Ningún personaje lo decía, es que en este libro que me estoy leyendo, al principio de cada capítulo sale algún fragmento de otro libro.
   Allá va:

Porque me maravillé que otros, sujetos a la muerte, vivieran, ya que  aquel al que yo amaba como si nunca debiera morir, estaba muerto; y me maravillé aún más de que yo, que para él era como un segundo yo, pudiera vivir, habiendo muerto él. Bien dijo uno de sus amigos: <<Eres la mitad de mi alma>>; porque sentía que su alma y mi alma eran <<un alma en dos cuerpos>> y, por tanto, mi vida se convirtió en un horror para mí, porque no quería vivir sólo a medias. Y al mismo tiempo temía morir, no fuera que aquel  al que yo tanto amaba muriera por entero.

SAN AGUSTÍN, Confesiones, Libro IV


Alicia González.

No hay comentarios:

Publicar un comentario